Velo de Isis

velodeisis

Soy quien soy

autoayuda-personal1

Soy quien soy y mi forma de ser gustará más o menos, pero jamas permitiré que sea utilizada con fines egoístas, nunca jamás dejaré que mi amor sea despreciado con la voluble excusa del no aprecio. En la libertad de los demás a correspondernos reside nuestra libertad a rechazarlos.

 

Imagen

¿Hacia dónde?

Dice un viejo y conocido aforismo que así es abajo como es arriba, reversible por cuanto también significa que así es arriba como es abajo, o lo que es igual, que lo grande y lo pequeño encierran similitudes esenciales.

Esto, y los muchos y variados acontecimientos que los medios de comunicación nos acercan a diario, me llevan a meditar que entre la Tierra y el Hombre hay una relación innegable y que ambos viven procesos semejantes.

En la Tierra coexisten zonas de grandes inundaciones junto con otras de terribles sequías. Los volcanes se estremecen a menudo, vomitando lava o humaredas, mientras que en algún otro punto del planeta, todavía quedan parajes ocultos de extrema belleza que aún no han sido maltratados por el vandalismo turístico, donde todo es tranquilidad y silencio.

En el Hombre hay zonas secas, trozos del alma donde, si alguna vez hubo flores, hoy no queda nada porque las ilusiones han muerto. Y también hay regiones inundadas por emociones sin control, ansiedades desbordadas, miedos sin límites, corrientes ingobernables sin nombre específico; inundaciones que no siempre se ciñen al subconsciente sino que afloran como fuerzas ciegas, imposibles de dominar.
Los dolores, las ambiciones y las iras humanas tiemblan como los volcanes; rugen sus instintos sacudiendo de temor a las sociedades, cuando no de horror ante crímenes sin sentido. Y tal vez queden aún, escondidos, algunos rincones de buena voluntad, tan escondidos y de difícil acceso, que son muy pocos los que se proponen acceder hasta ellos.

La Tierra se hiela y se quema según en qué continentes y mares; el frío y el calor exceden los parámetros habituales y se alternan fuera de todo ritmo establecido.
El Hombre se quema en la violencia y el desatino y se hiela en la fría crueldad, alterando las condiciones propias de su presunto raciocinio.
En el centro de nuestro pequeño universo planetario, siempre está el Sol, sea de noche o de día, sea que las nubes lo oscurezcan por momentos.

Sin embargo, los hombres no son conscientes de su sol interior que esparce luz, y suelen conceder más importancia a las nubes ocasionales que, a veces cubren la visión como espesas cortinas, o a veces se convierten en tempestuosas tormentas. Casi se podría afirmar que las tormentas son una forma de dar variedad e intensidad a la vida, sobre todo cuando se ha perdido el ojo que ve en profundidad lo que nunca pierde brillo.

Valga como ejemplo la gran atracción que produce un eclipse total de Sol sobre miles de personas en Europa y Asia. Algunos aprovechan la situación para acrecentar sus observaciones y estudios científicos; la mayoría cedió a la curiosidad. ¿Qué es lo que tanto atrae a esa mayoría en un eclipse: la insólita oscuridad en medio de la mañana, lo que podría tener de terrible y maléfico, o la seguridad de que es fenómeno momentáneo y que en algunas horas todo volverá a ser como era antes?

Si la Tierra, en su constante girar y trasladarse, es capaz de soportar una franja de sombra y continuar su camino, también el hombre debería hacer otro tanto. Hay en la vida momentos de oscuridad y sombras, inundaciones y volcanes en movimiento, calor y frío extraordinarios, pero un camino seguro, un “hacia dónde”, no puede faltar nunca. No le falta a la Tierra y no le debe faltar al Hombre, si es verdad que así es arriba como es abajo.

El amor a la verdad

Es necesario desarrollar y vivir el amor a la verdad y al conocimiento como una aspiración natural más allá del entorno cultural y religioso. El amor a la verdad parte de la legítima aspiración por desarrollar el propio discernimiento y comprensión del mundo y de uno mismo

Intuición y mística


Por mística no entendemos una simple actitud contemplativa, sino una visión intuitiva e inteligente del mundo que nos transforma y nos lleva a actuar en consecuencia, de acuerdo a las leyes naturales.

¿Cómo se logra esa visión intuitiva e inteligente? Indudablemente es una visión o percepción que rebasa lo intelectual y racional. Es el alma quien percibe, es el aspecto más elevado de nuestra conciencia la que puede desvelar paulatinamente los Misterios.

Los antiguos egipcios explicaban que los Misterios se intuyen o se perciben con el corazón, ese corazón especial que constituye el alma humana. Extraemos del libro El mundo mágico del Antiguo Egipto, de Christian Jacq, las siguientes palabras: «… el centro de las percepciones más finas es el corazón. No es el órgano en sí, sino el centro inmaterial del ser…».

El corazón nos permite sentirnos unidos a la Naturaleza entera, a todos los seres, y percibir una misma energía en todo y en todos aunque adaptada a las diversas formas y circunstancias. De este modo es más sencillo entrar en contacto con el propio espíritu, con Dios… y romper las terribles barreras que, según la mente, separan la vida de la muerte. La energía es una y permanente.

Angeles y Demonios

La primera vez que leí el término de co-creación fue en una carta de Zakairan, posteriormente me encontraría aquella palabra en otros sitios y me la dirían otras personas, más no la había usado mucho hasta ahora. Citando a Zakairan, también me atrevo hacerlo con el Kybalión de los Tres Iniciados que asegura que el Universo es Mental y eso es lo mismo que mantienen los Metafísicos. De eso trata la presente, La Co-Creación de Tu Universo a través de tu Mente.

Ángeles y Demonios

Según la Biblia, Dios creó al hombre “a su imagen y semejanza”, por tanto, el hombre es “parecido a él”, de aquí se parte que toda persona tiene el Poder de la Creación. Es muy cierto que no podemos agarrar y crear en siete días un Universo nuevo, con millones de galaxias, pero no es menos cierto que el hombre ha dado paso a muchas cosas, ha tenido muchísimos avances tecnológicos, ha creado un mundo virtual incluso donde millones de personas pueden conectarse en tiempo real no importando la hora ni el espacio físico, eso se llama Creación.

¿Y cómo fue creado? Como ha sido creado absolutamente todo: desde una idea. El primer paso es la visualización de la idea, luego el trabajo para llevarla a cabo y finalmente traer al mundo físico tal cosa.
Muchas ideologías han repetido cientos de veces que el ser humano, absolutamente todos nosotros, somos Co-Creadores junto con el Padre en la Creación del Universo, en la constante Creación pues la misma no se ha detenido nunca.

Por el principio de correspondencia, como es arriba es abajo y como es abajo es arriba, por tanto, tú tienes en tus manos las herramientas necesarias para Construir tu propio Universo, ¿Y cuál es ese Universo? Pues tu vida. Acompáñame en la visualización, caminemos juntos y vamos a crear tú y yo un “Universo temporal”, lo co-crearemos juntos (mi mente con la tuya), por eso necesito que me sigas (visualices) y me ayudes (co-crees conmigo).

¿Alguna vez has pensado en el poder de la imaginación? La imaginación termina siendo sumamente poderosa cuando se manifiesta a cabalidad, y ¿Cómo sabes que tu imaginación se manifiesta de esa manera? Cuando logras sentir, oler e incluso saborear mientras imaginas. ¿Te parece algo imposible? No lo es tanto. Hay una ideología que dice que: “La Mente ordena y el Cuerpo depende”.

Tu cuerpo no tiene ninguna forma de saber qué es real y qué no, y es porque tu cuerpo no puede pensar por sí mismo, quien ordena todo es la Mente y él le obedece. Por tanto, si imaginas con todas tus fuerzas que vas corriendo por algún sitio, tu cuerpo reaccionará a ello preparándote para huir (si es el caso).

La idea acá no es entrar en detalles sobre estas cosas sino destacar cuán poderosa puede ser la imaginación, y cuán verdadero es nuestro Universo interior, por ello sigue siendo verdadera la visualización que se propone aquí. Quiero que veamos frente a nosotros un hermoso valle. Hay también un cuerpo de agua que corre y tiene diversos cruces, en el fondo se puede notar las pequeñas piedras de río. El clima es bastante fresco.

A nuestro alrededor muchísimos árboles con sus hojas verdes, un bello verde, este sitio es casi de película, cuánta tranquilidad, nada de contaminación de las grandes ciudades, ni ruidos intensos. Se siente paz, armonía. Quiero que te visualices estando en el lugar en el cual te gustaría, un lugar hermoso. Detente en este punto todo cuanto quieras. Siéntete cómodo.

Tal vez quieras estar a solas unos instantes en este mundo lleno de tranquilidad, me haré a un lado si es preciso, si así lo deseas y el tiempo que consideres necesario. Este es tu sitio, también el mío pero puedo quedarme caminando un rato mientras estás contigo mismo.
Continuemos. ¡Qué hermoso cielo azul! Yo oigo un leve canto de aves. ¿Lo oyes tú?

Sigue visualizando este sitio como tú creas conveniente, la idea es que éste sea por unos instantes un mundo creado por ti, un mundo donde puedas dejar de enfocar tu atención en los problemas del día a día, y te centres en la tranquilidad y en el estar contento, sin ataduras del mundo real. Si llenáramos los alrededores con todas esas pequeñas cosas que nos hacen sentirnos bien, con los grandes triunfos y éxitos, podríamos llamar a este sitio: El cielo, muy fácilmente.

Colgando nuestros mejores momentos por aquí y por allá, tendríamos miles de razones para sonreír mientras caminamos ¿No es cierto? Estaríamos en el sitio perfecto, un lugar que el tiempo no puede tocar porque está regido por nuestra mente. Si queremos podemos traer nuestros mejores recuerdos, vivirlos aquí y sentirnos felices.

Este es nuestro sitio, donde nadie puede entrar, nadie puede dañar tu visualización, tu mundo interno porque nadie tiene permiso de acceder a este sitio. Este Universo temporal que hemos creado está en tu mente y en la mía, y nadie más tiene acceso. Es un sitio seguro. Rodeándonos están nuestros Pensamientos positivos, positivos porque nos llena de alegría, tranquilidad, amor tal vez. Cuando piensas positivo, te sientes de esa manera. Vamos a llamar a cada pensamiento, mejor dicho al conjunto de ellos:

Ángeles. ¿Por qué? Porque estamos en el Cielo ¿no? En eso habíamos quedado. Bueno, estamos rodeados de Ángeles ahora. (Pensamientos positivos) Sin embargo, ¿Qué pasa cuando este equilibrio se rompe? O pongámoslo en otras palabras, ¿Qué cosa puede interrumpir la belleza de este Cielo? Si nuestros Ángeles son pensamientos positivos, los Pensamientos negativos serán los Demonios que interrumpen la belleza de este momento.

¿Y puede un Demonio (pensamiento negativo) opacar el Cielo? Si tú se lo permites… Sí. Ahora, ¿Por qué habríamos de permitirle a un Demonio opacar nuestro Cielo? Bueno, a la primera es muy fácil decir que no lo permitiríamos, más también es cierto que no es tan fácil advertir un pensamiento negativo, u oponérsele, porque muchas veces nuestro entorno tiene más poder sobre nosotros del que estamos consientes. Mientras caminamos por este hermoso valle te contaré una experiencia.
Cierto día, yo había ido a una convivencia donde había varias personas muy chéveres. La pasamos muy bien, compartimos mucho y todos estábamos contentos. Ya casi al salir, mientras tomaba la calle para regresar a casa, sonó mi teléfono móvil y yo contesté como es de esperar. Dije:

“Aló” y me preguntó una voz masculina por una persona extraña, yo dije que estaba equivocado y en eso me insultó, básicamente me rayó la madre sin razón alguna, ¿Tal vez molesto porque él se había equivocado? No lo sé. Después del insulto me colgó, y eso a mí me afectó muchísimo, me puso de muy mal humor el hecho de que alguien me rayara la madre porque sí. Y estuve repitiendo esa escena muchos minutos más.

El asunto es que yo estaba de muy buen humor por el compartir, pero una sola palabra de este tipo me llevó al otro extremo, me vi afectada por mi entorno, por tanto, el entorno me dijo cómo “debía sentirme”.
Por tanto, el Cielo en el cual se vive puede ser afectado por un pensamiento negativo, quizás producto de alguien o algo en el entorno. La cuestión está en si permitírselo o no.

¿Permitirás que tu entorno (algo de lo cual no tienes control alguno) te diga cómo debes sentirte, qué debes decir y pensar? Es una pregunta para internalizar. ¿Qué pasa cuando dejamos que estos Demonios entren a nuestro Cielo? Evidentemente, deja de ser Cielo para convertirse en un Infierno.

Entonces, ¿Qué es Infierno? Es el estado mental donde todas las cosas están mal, donde los Pensamientos negativos se apoderan de tu tranquilidad (y buena salud mental) y te convierten en alguien con un estado no-armónico. Al estar en este estado, tu entorno real, el día a día se vuelve pesado e irritable, o mejor dicho, tú te vuelves pesado e irritable.

Y si estás en ese estado, ¿Cómo crees que la gente a tu alrededor va reaccionar? Posiblemente te paguen con la misma moneda, se volverán irritables como lo estás tú. He allí la importancia de que si quieres ver un cambio en tu entorno, debes comenzar por ti mismo. Llenarte de paz y evitar Pensamientos no-armónicos tendrá buenos resultados, cuestión de comprobarlo.

Por otro lado, ¿Qué pasa cuando tus Ángeles se enfrentan a tus Demonios (pensamiento positivo contra pensamiento negativo)? Una situación terrible, puesto que será tu mente, tu Universo interno, en guerra donde un bando te muestra las cosas buenas y el otro lado las malas, las criticas, lo que no está bien. Lo peor es que centras todas tus energías en esa guerra, pierdes tranquilidad, te estresas totalmente, te preocupas…

Comienzas a sentirte mal, porque la mente al no estar en tranquilidad va reflejar consecuencias en tu mundo real. ¿Sabes qué es lo más terrible? Que permitas esa situación, porque si bien es cierto que no puedes controlar el entorno que te rodea (situaciones y personas), no es menos cierto que sí puedes centrar tu Universo interno, para eso tienes el Poder de Creación. Tú Co-Creas este mundo. No solamente tu Universo interno, sino también el externo.

¿Hay alguna forma de ganar la batalla entre Ángeles y Demonios cuando parece que los dos están en el mismo nivel de ventaja? Aquí es cuando llega el Arma Secreta, cuando te haces Consiente Tú Puedes Dirigir y cortar las ataduras como lo haría el Príncipe de los Ángeles.

Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba.

¡Despierta!

Que decir sobre la verdad ?

Que siempre existen tres enfoques en cada historia:

Mi verdad, tu verdad y la verdad.

Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que deseo ser.

Que es mas fácil reaccionar que pensar.

Que podemos hacer muchas mas cosas de las que creemos poder hacer.

Que no importan nuestras circunstancias, lo importante es como interpretamos nuestras circunstancias.

Que no podemos forzar a una persona a amarnos….. únicamente podemos ser alguien que ama.

El resto depende de los demás.

Que requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla.

Que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente.

Que las personas honestas tiene mas éxito al paso del tiempo.

Que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor.

Que no importa que tan lejos he estado de Dios, siempre me vuelve a recibir.

Que todos somos responsables de nuestros actos.

Que existen personas que me quieren mucho, pero no saben expresarlo.

Que puedo hacer todo o nada con mi mejor amigo y siempre gozar el momento.

Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarte en los momentos más difíciles.

Que la madurez tiene que ver mas con la experiencia que hemos vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido.

Que hay dos días de cada semana por los que no debemos preocuparnos: ayer y mañana.

El único momento valioso es ahora.

Que aunque quiera mucho a la gente algunas personas no me devolverán ese amor.

A no competir contra lo mejor de otros, sino a competir con lo mejor de mi.

Que puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida.

Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente.

Que si no controlo mi actitud, me controlara a mi.

A nunca decirle a un niño que sus sueños son ridículos, ¿que tal si me cree?

Que la violencia atrae mas violencia.

Que no importa que mi corazón este herido el mundo sigue girando.

Que decir una verdad a medias es peor que una mentira.

Que las personas que critican a los demás, también me criticaran cuando tengan oportunidad.

Que es difícil ser positivo cuando estoy cansado.

Que al final de la vida me doy cuenta que las únicas cosas que valieron
la pena son: mi familia, mi fe, un grupo muy selecto de amigos y unas
experiencias que me dieron crecimiento personal.

Que es mucho mejor expresar mis sentimientos, que guardarlos dentro de mi.

El Sendero del despertar

Entre la Luz filtrándose entre las ramas de los árboles de mi camino, la vida y los sonidos que anuncian un nuevo día, hacen resurgir de mi interior un estado de protección, guía y esperanza.

Mis ojos reciben el mensaje de todo lo que veo y percibo con mis sentidos.

Me encuentro en el sendero, iniciado hace años, que me lleva a mi plena realización.

El despertar de mi consciencia va más allá de mi presente dándome cuenta de mi proceso y el por qué de lo vivido.

Todos los senderos llevan al despertar. En algún momento del camino en el cual uno se encuentra le lleva a plantearse si realmente su avance es en la dirección adecuada. En algún momento el ser humano se sienta y reflexiona si su dirección es la correcta.

Todas las veredas te llevan, en el momento adecuado, a los inicios del despertar.

Uno de los motivos por los cuales hemos llegado a esta dimensión, a la vida actual, es por ayudar a nuestra alma hacia su evolución dentro del libre albedrío.

La verdadera madurez se consigue al despertar nuestra consciencia espiritual, el darnos cuenta de quiénes somos nosotros realmente y de donde venimos. Las preguntas clásicas de “¿quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?” y otras relacionadas con nuestra existencia tienen respuesta, pero no desde la vertiente terrenal, sino espiritual.

DESPERTAR es la palabra que nuestra alma está esperando que suceda. Identificarnos con lo contado, vivido y oído nos enraíza todavía más en la ignorancia de nuestra esencia.

Aquello que vemos, experimentamos no es lo que parece. Es como si nos centráramos en un fotograma de una película y nosotros creáramos toda la película basándonos en este fotograma.

¿Realmente el director coincidiría con nuestra interpretación y final? Despertar es darnos cuenta que con lo que nosotros nos hemos identificado es con la interpretación subjetiva de un fotograma.

Despertar es conectar con nuestro corazón, escucharlo y seguir sus directrices.

Despertar es no identificarnos con nuestro pasado.
Despertar es darnos cuenta que hemos vivido en unas limitaciones y somos seres omnipotentes, completos y perfectos.
Despertar es saber que no eres cuerpo, sino espíritu, y que este espíritu posee la semilla estelar de la energía creadora de toda vida, dándote a conocer que tú eres Dios.

Tu divinidad te permitirá ir más allá del dolor y el malestar y vivir la vida en la felicidad, sintiéndote amado más allá de los lugares físicos donde puedas encontrarte.

Avanzamos por el sendero del despertar constantemente y cuanto más nos liberemos de todo lo aprendido y aceptado como nuestro según los patrones de nuestra cultura, sociedad y convencionalismos, más seremos nosotros, y más nos daremos cuenta del verdadero sentido de la vida y la manera de vivirla según cada uno.

La consciencia espiritual nos llevará a nuestra Ascensión. En ella, gozaremos de nuestra existencia y el amor aparecerá en nosotros, el amor puro e incondicional procedente de nuestro verdadero Hogar, más allá de nuestra amado planeta.

Despertar es darte cuenta de quien eres tú en verdad y conectar con la sabiduría de tu corazón, perdiendo los temores para llegar a ser tú y dirigirte con paso firme y humilde, a la vez, hacia el verdadero ser que eres, dejándolo manifestar y mostrar al mundo tu Luz y tu Amor.

La sabiduría consiste en conocerse uno mismo, y este proceso conlleva a una introspección, a un viaje interior para conocer tu verdadera naturaleza, muy distinta a la que habrás manifestado, seguramente, hasta el presente. La paz, la serenidad, la calma, la harmonía y una gran sensación de amor, guía y protección aparecen en tu ser, sabiendo que nada ni nadie puede alterarte si tú no te das permiso para que así sea.

El verdadero ser iluminado sabe de su naturaleza y su potencial espiritual. Sabe que “Dios en él” actúa a través de él. No que “algo de fuera” entre en él y se manifieste, sino que la verdadera esencia del ser se manifiesta en él, a través de él, porque es parte de la energía amorosa y creativa del universo.

Él ya es Dios. Cuanto más nos liberemos de nuestro pasado, más dejaremos que el verdadero ser que hay en nosotros pueda manifestarse. Cuando así sea, el bienestar empezará a manifestarse en nuestra vida de manera constante, gozando de una cualidad de vida inimaginada hasta aquellos momentos.

Todos avanzamos por este sendero del despertar, unos con consciencia y otros inconscientemente, pero que les lleva, en su momento, a replantearse si la vida es realmente esto o hay algo más en ella. Este “algo más”, es el inicio del despertar. Adentrándonos en él, llegaremos a nosotros. Llegando a nosotros, encontraremos a Dios, la plenitud.

Anteriores Entradas antiguas