Apegos y desapegos


Todas las filosofías de oriente enseñan la necesidad de practicar el desapego de todas las cosas, para poder obtener la liberación de este mundo ilusorio, donde sólo conocemos sombras que intentamos atrapar, causa de tantos dolores….

Recuerdo haber practicado durante años y tanto me desapegué de todo, que sólo me quedó… el Misterio y la Naturaleza. Fui dejando por el camino todo, hasta que mis únicas pertenencias las encontré en mi alma. Estaba en este mundo pero no le pertenecía…. Pero se me escapaba tanto del corazón de la gente y la Vida.

De un extremo a otro fuimos buscando la verdad y la vida nos enseñó con dolor…. Gracias a todo lo experimentado y vivido, vamos acercándonos pasito a paso, como en una danza unos pasos hacia adelante, otros hacia atrás, a un cierto equilibrio entre el cielo y la tierra, pues entendí que esto es lo que nos corresponde hoy…..

Soy consciente que la vida nos da justo lo que necesitamos en un momento dado, y luego nos lo quita, por algo y para algo. Mientras el viaje sigue, las lecciones continúan, hay que aprender mucho más ….hay que seguir descubriendo secretos….hay que quitar más y más velos que nos ocultan la Verdad.

Hoy más que apegos, admiró con devoción todo lo bueno, lo bello y verdadero, de este modo me uno profundamente a lo que amo, haciéndolo mío. Así estoy hecha de tantos pedacitos….. que estoy segura que poco a poco me poblará el mundo entero. A todos los que amé, los encuentro allí dentro….en mi mundo interno. No me libero no…. para qué si de un modo u otro, quiero estar con vosotros.

Cuando la vida me regala vuestra presencia alguna vez, aunque sea por correo…. en la distancia, soy dichosa. Más si os tengo frente a mí, para veros, oíros, para sentir la cálida brisa de vuestra alma junto a la mía…. Soy muy feliz aparentemente con tan poco, para mí es TANTO, vuestros corazones amigos, fraternos….. Y es que a vosotros no renunció… porque sois parte del CORAZON DE LA VIDA, como yo….

Anuncios

La fe esta entre los regalos mas preciosos de Dios


La Fe está entre los regalos más preciosos de Dios; sin ella, la duda y el miedo acabarán por encontrarnos. Cuando la fe está ausente, la vida carece de significado, mientras que en su presencia siempre encontramos los tesoros del amor divino. La esencia de la fe está en todas las cosas.

Fe en acción es estar dispuesto a vivir la vida sabiendo con seguridad y certeza que aprenderás de la experiencia, superarás la adversidad y serás sanado.

Cuando caminas guiado por la fe es imposible dudar de Dios, de ti mismo, de tu vida o de lo que traiga el mañana.

Gandhi dijo que debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo. La fe nos anima a creer que podemos establecer la diferencia; primero en nosotros mismos y después en el mundo.

De Osho

cascadas

“Si conoces el camino, conoces la meta, ya que la meta no se encuentra precisamente al final del camino, sino que está a todo lo largo de él: en cada momento y en cada paso, ahí esta la meta.”

“No es que tú alcances la meta cuando llegas al final del camino, en todo instante, te encuentres donde te encuentres, si estás en el camino, estás en la meta.”

“De ahí que los taoístas no hablen de Dios, no hablen del moksha, del nirvana o de la iluminación. No hablan para nada de eso.”

“Su mensaje es muy simple: Tienes que encontrar el camino, recorrerlo.”

“El camino no tiene mapa, no está indicado, no es aquel que podáis encontrar siguiendo a alguien.”

“El camino no es una autopista, en realidad, es como el pájaro que vuela en el cielo sin dejar huella tras de sí. El pájaro a volado, y no ha dejado rastro alguno para poder seguirlo. Es un camino invisible, no está trazado, no está a la vista. Tendrás que recorrerlo por tus propios medios, puesto que no te servirán los medios de los demás”

“Buda recorrió el suyo, Lao Tsé recorrió el suyo, y Jesucristo recorrió el suyo”

“El cristianismo, el hinduismo, y el mahometismo entre otros, son autopistas, en ellas no tienes necesidad de arriesgar nada, sólo tienes que limitarte a seguir a la multitud.”

“Con el Tao tienes que ir tu solo, el tao respeta a lo único no a la masa, el tao respeta la libertad no la conformidad”

– Osho –

Ese camino se recorre, se siente, se vive en cada instante, en cada momento hay un aprendizaje, una experiencia nueva que cubrir por pequeña e insignificante que nos parezca.

Todo forma parte del todo y se presenta para observarlo, escucharlo, vivirlo.

Es simple, sencillo, no hay que buscar más allá de existencia de nuestro ser.
Siempre ha sido así desde mi punto de vista, siempre he seguido ese curso, ese camino, la senda de luz, senda que quizás otros no comprendan, no entiendan, e incluso les parezca aburrida sin tener presente llegar a un lugar que no se encuentra en el camino.

Si buscas llegar a la meta, perderás mucha energía, te perderás, por que ello pondrás mucho empeño, mucha energía, cada vez querrás llegar más y más pronto, más y más deprisa….
Al final no la encontrarás, estarás extasiado, extasiada y después de todo ese esfuerzo, habrás recorrido una senda, sin haberla vivido, sentido ni disfrutado.

Ese camino no está regido por dogmas, doctrinas, religiones u otras que quieren dictar como hay que hacer el camino, por donde hay que hacerlo y de que manera.

El camino es libre, solo tu lo recorres, solo tu formas parte de el.

Cada camino es único, distinto a los demás, es único, igual que el río que en cada instante cambia, fluye y se transforma en cada instante.

En ese camino, esa senda de luz, voy aprendiendo, en cada instante, en cada momento, respetando y descubriendo, escuchando y observando.

Y recorriendo el camino descubro, muchas “flores”, “frutos” o “cosas” de donde recoger experiencias y aprender, siempre las hay…..meditación, relajación, zen, tantra, yoga, etc etc pero siempre, sin pararme, sin engancharme a estos, sin querer formar parte de ellos, simplemente observándolos. Quizás no sean necesarios, pero forman parte de ese camino

Es bueno apreciar lo que te ofrece el camino y aprender de ello.

Buscando el equilibrio entre el Sol y la Luna,
entre el yin y el yang, entre lo masculino y lo femenino.

Ese equilibrio que hace que todo sea armonía,

si florecen las plantas o si caen las hojas,

el equilibrio entre el día soleado, y la fuerte tormenta.

Todo me rodea, en el camino, en la senda.

Incienso, Relajación

incienso

Me gusta buscar la tranquilidad y la calma en espacios de tiempo que a veces se nos hacen pequeños, cortos…

Es como hacer un paréntesis, o un estado que permite relajar la mente, el cuerpo, el espíritu.

Meditar, relajarse, es de esas cosas que ayudan a conectar con tu ser interior.

Y con ello, no puede faltar ese incienso de distintos aromas, que con su humo sutil, va dejando la habitación, con una esencia especial, favoreciendo la relajación, y la calma mental.

Ese humo sutil, que nace en la esencia del fuego, y que toma un rumbo sin definir, como el Tao, o el Zen…. fluye, sin un rumbo fijo, sin que nadie sepa que forma tomará, ni lo que hará.

En el despertar del sueño diario, ese que nos adormece a todos, alejándonos de la esencia y la verdad, en ese despertar, la respiración se hace más calmada, más pausada y profunda.

El cuerpo se relaja, los músculos de todo el cuerpo, piernas, brazos, cabeza,…Y mientras tanto el incienso sigue fluyendo allá donde nadie le busca.

Ese estado de calma que es tan profundo, que parece desaparecer todo, y llevarte a ese mar que algunos conocen, llamado PAZ.

La esencia del incienso se hace presente en toda la habitación, toda la casa, y forma parte de esta. Es un elemento más, aunque temporalmente.

Ella me acompaña en los estados de calma y tranquilidad, y de fondo, esa música especial que no hace sino formar un baile precioso, entre esta y el humo, entre el cuerpo y el espíritu.

Luz tenue, suave melodía, incienso y el yo, solos y presentes en precioso encuentro.

Un Mundo Perfecto



La Kabbalah explica que antes del pecado de Adán el mundo estaba en un estado perfecto: carente de dolor, sufrimiento y conflicto. Tras el pecado, se originó el mundo tal y como lo conocemos. Todo el mundo se vio envuelto en negatividad, con deseos y acciones malvadas que expresaban lo opuesto de la paz y la tranquilidad que habían existido hasta entonces.

Este no es el estado en el que el Creador quiere que el mundo permanezca. Es nuestra tarea perfeccionarnos a nosotros mismos y devolver al mundo a su estado previo al pecado. Este entendimiento es muy importante para todos. La gente a menudo confunde el camino espiritual con un simple plan de recompensa. Piensan que si llevan a cabo un cierto número de buenas acciones, serán recompensados a cambio con cierta cantidad de cosas buenas.

Pero este no es el propósito por el que estamos en el mundo. El plan maestro del Creador es que todos juntos consigamos un verdadero cambio global. Una masa crítica de personas debe transformarse positivamente para que sea posible la transformación total del mundo entero, sin más negatividad, dolor ni sufrimiento.

Dicho de forma sencilla, nuestro mundo no es un sistema de puntos sino un sistema con un punto, con un propósito. Y este estado supremo es lo que el Creador nos promete.

Debemos recordar que no podemos volvernos egoístas en nuestro trabajo y progreso espiritual. Ciertamente es bueno para nosotros transformarnos en seres más espirituales que comparten, se ocupan más de los demás y llevan a cabo más acciones positivas.

Pero nuestro trabajo no acaba ahí. Tenemos la responsabilidad de crear la masa crítica que permitirá al mundo volver al estado pacífico y carente de muerte, anterior al pecado. Esta tarea implica un conjunto totalmente diferente de pensamientos y acciones de los que tendríamos si nuestro único propósito fuera convertirnos en personas mejores y más espirituales.

Te desafío a que pienses cómo esta comprensión puede informarte e inspirarte en tu trabajo espiritual. Además, debes saber que el Creador nos da el poder de provocar un cambio global, y que sólo gracias a la ayuda del Creador seremos capaces de alcanzar finalmente la transformación final.

La música del alma

hadadeluz

¿Se apagara para siempre la melodia que iba de tu alma a la mia…?
¿Veran tus ojos claros…en otras pupilas, el paisaje que contemplaban en tu mirada perdida tras la mia…?

Tocaste mi corazon y canto una cancion olvidada…..

Mi corazon canta, porque tu corazon escucha….

El Alma nos comunica y conecta ….el Alma nos embellece…

El Alma nos da Luz… El Alma nos da Fuerza… El Alma lo vitaliza todo…
¿Qué tendrá el Alma? ¿Qué poder tiene su música evocadora?

Del salón en el ángulo oscuro de su dueño tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo veíase el arpa ¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas
como el pájaro duerme en la rama esperando la mano de nieve
que sepa arrancarlas! Ay -pensé- cuántas veces el genio,
así duerme en el fondo del alma y una voz, como Lázaro, espera
que le diga: ¡Levántate y anda!

G.A. Becquer

El que sabe escuchar música sabe escuchar todas las voces
El amor es para mí lo que te lleva apreciar todos los matices que existen en la Vida, porque sabes que todos ellos forman parte de esa Unidad que tiene tantos tonos, colores, sonidos, aspectos…
es toda su riqueza expresada a través de sus múltiples rayitos.
Juntos producen la belleza que captamos.
Matices múltiples que cambian y seguirán cambiando, mezclándose, enriqueciéndose, bajando, subiendo de tono, de intensidad….

Un corazón permanentemente enamorado del Misterio que nos rodea, puede ser el secreto del asombro constante de una mirada encantada ante su irrepetible magia. Que nos lleva a mirarlo como si fuera la primera vez que lo vemos…y es que nos queda tanto por descubrir, se nos escapan tantos matices…

Sí, todos los días queremos acercarnos un poco más y se renueva el hechizo que nos mantiene atentos, sensibles, Despiertos….

Hay almas que tocan realmente nuestro corazón, y nos hacen recordar y comprender que la Mano del Misterio ha sembrado bien hondo en nuestro corazón la llama Eterna del Amor.

En el viento cabalgan sus espíritus cantando las viejas canciones que iluminaron tantos momentos mágicos.

Gracias Madre, por enseñarnos a través del dulce estribillo de tu corazón

La voz de los dioses suena en amor, en poesía y en música.
Queremos oír todos los días su Voz…sus mágicas palabras que vigorizan el corazón y le dan Vida, Alegría y Entusiasmo.
Necesitamos su Belleza…como busca el sediento el agua en el desierto…o el oasis donde recuperarse de su agotador esfuerzo.

Al escuchar su Voz… a través de la poesía y la música que llevan su sello…el Corazón se llena de una energía especial.
Escuchemos sus susurros… no hay nada más hermoso que su mágico Verbo.

Los distintos matices de la luz, sus variadas fases, la amplia gama de colores que ante nuestros extasiados ojos Ella crea, los mil sonidos que produce a través del viento, en las ramas de los árboles, o el agua del río, el baile de los insectos, las expresiones del hombre, la armónica música de las esferas danzando su misterio día y noche, los susurros de los Dioses, las formas de la Naturaleza toda, prodigios de música cristalizada por el más grande de los artistas.

Por mas que te oculten a mis ojos te reconocere siempre en la musica que produce tu corazon… enmascarado divino.
Gracias amor…porque con ella mi alma se mantiene viva respondiendo a la tuya…